Siempre ha sido un misterio para mí cómo puede haber hombres que se sientan honrados con la humillación de sus semejantes.

Mohandas Karamchand Gandhi

Información Alternativa de Oaxaca

Información Alternativa de Oaxaca

 

Memoria Visual

 

Descargar audios

Podcast Feed

Comentarios de Lectores-as

  • Que bueno es tener convicciones y buscar la unidad... ...
    - juan martinez
  • Ojalá que toda esa lucha fuera efectiva para retir... ...
    - juan martinez
  • SAN ANTONIO MIO, A TODAS LAS QUE ESTAMOS SUPLICAND... ...
    - Mack
  • HOLA BUENAS NOCHES, SOLICITO ME ORIENTEN ACERCA DE... ...
    - jesus salazar diego
  • hola que tal los invitamos a a participar en nuest... ...
    - Omar Martinez Cortez

Enlaces

rebelion.org

 

Brunoferías

 

 

 

 

 

Radio Nnandia

 

 

 

 

 

Oaxaca Libre

 

 

Calpulli Sound System

 

Canastas Orgánicas

 

 

 

Cartón de Brunof

Escucha en línea

Aportaciones

 

 

Efemerides

10/4/1919 Asesinan a Emiliano Zapata, principal líder campesino en la Revolución Mexicana.

Destacamos

Vientos de Resistencia

Documental sobre el proyecto eólico del Istmo

Enlaces

INSO

Activistas de Protección Animal

De Igual a Igual

Advertencia Lírica

 

Occam's Razor

Free Software Foundation

 

 

 

 

DBCP, el agroquímico que sembró enfermedad e injusticia PDF Imprimir E-mail
Sociedad - Entrevista
Escrito por Revolucionemos Oaxaca   
Miércoles, 15 de Abril de 2009 23:55
El Dibromo Cloro Propano (DBCP), es un agroquímico, que fue fabricado desde la década de los sesentas por las empresas Shell Oil Company y Dow Chemical, y utilizado en plantaciones bananeras de las trasnacionales Standard Fruit Company, Dole Food, Chiquita Brands y Del Monte, en varios países de América Latina. Con el paso de los años, causó enfermedades a cerca de 60 mil personas que estuvieron expuestas a dicho producto.


Vicent Boix, escritor del libro “El Parque de las Hamacas”, el cual aborda la problemática DBCP y la lucha por justicia que han enfrentado las y los afectados, comentó en entrevista el contexto social y la impunidad que encontró en países centroamericanos, donde se han interpuesto demandas contra las trasnacionales.


“En el año 2001, estaba trabajando con una ONG en Nicaragua. Una mañana, en junio de ese año, estaba leyendo el periódico y en una esquina había una pequeña noticia que llamó mucho mi atención. Narraba el caso de un producto químico que fue aplicado en las bananeras en los años 60 y 70, que dejó a muchas personas afectadas“, narró Vicent sobre la forma en que inició su investigación sobre el DBCP, la cual duró 7 años y lo llevó a conocer esta historia en Costa Rica, Panamá,  Honduras y sobre todo en Nicaragua.

No obstante, el DBCP se utilizó no sólo en los anteriores países, sino también en Guatemala, Costa de Marfil, Perú, Ecuador, Filipinas, Santa Lucía, Israel, República Dominicana, Brasil, Estados Unidos, San Vicente, Uganda, Burkina Faso y España, además se conoce que se fabricó en México y es posible que  se use después .


Efectos del DBCP
La mayoría de los hombres que estuvieron expuestas al DBCP han padecido infertilidad, “en pruebas efectuadas a animales de laboratorio el abanico de enfermedades es mucho más amplio e incluye cánceres de varios tipos. Se han hecho varios estudios en personas que tuvieron contacto con el DBCP  y en algunos existía relación entre el DBCP y algún tipo de cáncer. Sin embargo, estos no fueron concluyentes. Hay una dificultad añadida y es el hecho de que la aplicación del DBCP tuvo lugar hace varias décadas, por lo tanto, es complicado hoy en día realizar estudios en grupos de personas que tuvieron contacto”, especificó Vicent Boix.

Por ello, muchos trabajadores de las plantaciones de plátano que comenzaron a enfermar, iniciaron una lucha judicial en Estados Unidos, en la década de los noventa. Pero las empresas lograron que los jueces repelieran las demandas, “eso obligó a los trabajadores y a sus abogados a plantearlas en los juzgados de sus países”.


Legalidad e impunidad

En el año 2000, se aprobó una ley en Nicaragua que hacía posible interponer demandas por ese caso, así se hizo e incluso se ganaron algunos juicios, pero las trasnacionales “nunca aceptaron los veredictos y nunca sufragaron las compensaciones. Como no tienen bienes embargables en Nicaragua, pues la impunidad sigue reinando. No obstante el siguiente paso es ejecutar dichas sentencias en Estados Unidos“,  expresó el autor del “El Parque de las Hamacas”.


Aunque es destacable que en 2004, el caso se expuso en Los Ángeles, Estados Unidos, y el juez encargado, falló a favor de los trabajadores, por ahora el proceso legal se alargó pues las empresas apelaron la decisión.



¿Y las y los afectados?
En medio de insolidaridad de los gobiernos y la soledad, se encuentran cientos de afectados y afectadas por el DBCP, “siempre percibí mucha desesperanza, impotencia y rabia contenida. Ya no sólo por la enfermedad, sino por la situación de pobreza en la que viven. Cuando hablábamos, muchos me confesaron su pesadumbre por no poder concebir hijos; recuerdo incluso a dos personas que me comentaron como las marginaban en algunos trabajos por su enfermedad”, detalló Vicent.


Para el autor del libro, el conocer esta historia cambió su vida, pero también le dejó claro que “cada vez hay más tecnologías peligrosas que se instauran para beneficio del capital y en detrimento de la ciudadanía. Es curioso como la democracia burguesa ha establecido supuestos mecanismos de participación pública para que la sociedad decida sobres estas tecnologías, pero luego vemos que es todo una farsa, una tragicomedia en la que salen ganando los de siempre”, concluyó.
 
 
 
 
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack